ALCOHOL Y CONDUCCIÓN

    El alcohol es una droga socialmente aceptada e integrada en nuestra cultura que mata muchas personas, no solo por las enfermedades que provocan (hepáticas, oncológicas, cardiovasculares, neurológicas, psiquiatricas, etc.) sino por que más de la mitad de los muertos en accidentes de tráfico están relacionados con el consumo de alcohol.

   Conducir es una actividad compleja y peligrosa, por lo que el consumo de sustancias que alteren las capacidades para conducir (alcohol, drogas y medicamentos) aumentan el riesgo de  sufrir un accidente de tráfico así como una mayor gravedad de las lesiones derivadas de él.

   Conducir bajo los efectos del alcohol es el principal factor de riesgo de sufrir un accidente de tráfico, no obstante en nuestro país existe una gran permisividad social hacia el alcohol y existe por lo tanto una gran tolerancia hacia los problemas que esto genera.

 

    ¿Cómo actúa el alcohol?

   El alcohol es una droga que actúa como tóxico del sistema nervioso central ejerciendo un efecto depresor (adormecedor) sobre sus funciones. Aunque existe una primera fase excitante su acción final  es la sedación. En  su acción se distinguen cuatro fases, dependiendo de la cantidad de alcohol ingerido: euforia, alteración de la conducta, somnolencia y el coma enólico.

 

    ¿Qué efectos tiene el alcohol sobre la conducción?

   En primer lugar se produce una desinhibición por lo que tiene lugar un cambio en el comportamiento habitual del individuo tendiendo a sobrevalorar sus capacidades y seguridad en la conducción lo que provoca una perdida del control emocional, volviéndose más agresivo y menos responsable, tendiendo a conductas arriesgadas y a infringir las  normas. Posteriormente  alteración  sensorial (visión y audición), disminuye la  atención, la capacidad para calcular la velocidad y las distancias. Disminuye los reflejos, la coordinación y aumenta el tiempo de reacción. Finalmente hay una perdida del razonamiento, deterioro de la memoria, el habla, el andar y aparece somnolencia.

 

 

    Legislación.

    Esta prohibido conducir bajo los efectos de cualquier sustancia psicoactiva que altere las capacidades para la conducción (alcohol, drogas o medicamentos). Se castiga con arresto, multa y privación del permiso de 1 a 4 años.

 

 

    Tasas de alcohol permitido en sangre (grs/litro)

– 0,5 para los conductores en general.

0,3 para los profesionales y principiantes.

 

 

    Correspondencia tasas y bebidas alcohólicas

    – 0,5 se alcanzaría con dos latas de cerveza, dos copas de vino, un whisky, o un “cubata”.

    0,3 se alcanzaría con una lata de cerveza, una copa de vino, un “cubata”, un whisky y una copa de licor.

    Como norma general: los profesionales y los principiantes pueden dar positivo con solo una consumición, mientras que los conductores en general no.

 

 

    Aptitudes para la conducción valoradas en los Centros de Reconocimientos de Conductores

    El nuevo Reglamento de conductores R.D. 772/97 establece que no podrán obtener o renovar el permiso o la licencia de conducción aquellos que presentan situaciones de abuso, dependencia o trastornos relacionados con el consumo de sustancias psicoactivas  (alcohol, drogas o medicamentos).

 

 

    Se considera bebedor excesivo

    El que ingiere habitualmente 5 o más unidades al día si es varón y 3 si es mujer o el que consume de más de 8 unidades en un periodo corto de tiempo (horas) por lo menos una vez al mes. El consumo habitual de 10 o más unidades día produce alteraciones orgánicas.

   Se entiende por una unidad: una caña de cerveza de (200cc) o un vaso de vino de (100cc) o un carajillo de (25cc) y por dos unidades: copa o combinado de (50cc).

 

 

    Hay que huir de los  “TÓPICOS”

    – Todo el mundo bebe y conduce.

– A mi no me afecta el alcohol.

– Un accidente es cosa del destino.

 

 

 

 ACLARACIONES 

 

  También existe peligro por debajo de los límites legales.

 

  La tasa de alcohol depende del peso, sexo, si se ha comido, pero sobre todo de la cantidad de alcohol ingerida y de los grados de este.

 

  Tienen más riesgo de sufrir un accidente por el alcohol los conductores inexpertos y los que beben de manera esporádica, fines de semana, ya  que les afectan niveles más bajos de alcohol.

 

  No hay nada que contrarreste el efecto del alcohol o que impida su detección, (café, Té, comida,etc.).

 

   Hay que esperar de 4 a 6 horas para poder conducir (dependiendo de la cantidad de alcohol ingerido).

 

 

 

           CONSEJOS            

 

 – Si bebes no conduzcas.

 

 – La combinación de alcohol, drogas o medicamentos aumenta el riesgo de accidente.

 

– Si vas de fiesta, usa los trasportes públicos o que el que conduzca se abstenga de beber alcohol y turnarse en esta labor de velar por los demás.

 

  • Si tomas alcohol, toma también alimentos.

  • Si tomas alcohol tómalo al principio, después toma bebidas sin alcohol.

  • No tomes alcohol una o dos horas antes de partir.

  • No obligues a beber alcohol a los demás, y menos antes de partir.

  • Si alguno ha bebido demasiado, ofrécete a llevarle a su casa, consíguele un taxi o retenle la llave de su automóvil y no le permitas regresar manejando su automóvil.

 

 

AUTOTEST

 

¿Es incapaz de separar el consumo de alcohol y la conducción?

 

¿Es incapaz de dejar de beber una vez ha comenzado?

 

¿Precisa tomar alguna bebida alcohólica por la mañana para ponerse en marcha?

 

¿Ha  llegado  con su coche alguna  vez al  destino y al otro día no se acordaba de lo que había sucedido o de cómo había llegado a casa?

 

 

 CONCLUSIONES

 

    Si su respuesta ha sido afirmativa en una o más de las preguntas, usted no solo tiene un gran riesgo de sufrir o provocar un accidente de tráfico sino que además puede tener un problema relacionado con el alcohol, por lo que debería reflexionar y cambiar de actitud:

 

1.- Debe concienciarse de que tiene un problema con el alcohol.

 

2.- Reduzca o elimine el alcohol.

 

3.- Solicite ayuda familiar y profesional como medida de seguimiento y de apoyo.

 

4.- Si bebe, no conduzca.

 

 

 

          RECUERDE SI BEBE NO CONDUZCA EN SUS MANOS

                    ESTA SU SEGURIDAD Y LA DE LOS DEMÁS. 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: