Piercing

Una perforación o piercing es una abertura en el cuerpo humano para colocar un pendiente. Estas perforaciones son una forma de modificación corporal y reflejan tanto valores culturales, religiosos y espirituales. Siendo además parte de la moda, erotismo, inconformismo o identificación con una subcultura.
En la historia occidental tradicional solo se practicaba a las mujeres un único agujero en las orejas desde pequeñas para toda su vida; sin embargo, en otras culturas del mundo y en la cultura occidental en la actualidad y en épocas antiguas, también se perforan varias partes del cuerpo ambos sexos.
Normalmente, suelen ser pequeños palos o aros rematados con una bolita o un pinchito, metálicos o plásticos. Sin embargo los de mayor tamaño varían en forma y material.
Quien decide colocarse un pendiente debe prestarle cuidado y atención, al estar colocando un artefacto ajeno al cuerpo y que podría reaccionar de manera negativa, por eso siempre ha de limpiarse muy bien y correctamente, no maltratarlo, tampoco excederse en las curaciones de la perforación y por supuesto no intentar intercambiar el zarcillo con otra persona como medida sanitaria de evitar infecciones e incluso transmisión de enfermedades.

Historia:

Es imposible, saber en que año exacto se empezó a usar como ritual o celebración el piercing. Las primeras muestras de perforaciones, datan del año 709 A.C. Se han encontrado jeroglíficos en donde aparece la imagen del “Jaguar Protector”, siendo perforado por su esposa, Lady Xoc, en la lengua. Rito al que denominaban “rito de la sangre”.

También, se cree que originalmente, los esquimales fueron los primeros en utilizar este tipo de aplicaciones, a las que ellos denominaban “labrets”. Esta tribu, perforaba a los jóvenes que se convertían en adultos, para demostrar que tenían cualidades y estaban aptos para cazar con los mayores.[]
Aunque no este difundido, eran muchas las tribus que tenían como ritual la perforación de alguna parte corporal.
Quizás, los más adelantados en tiempo a la hora de perforar, eran los mayas; quienes se perforaban el labio, la nariz y las orejas con joyas.

Sobre la perforación:

Para colocar el piercing, primero se marca con un bolígrafo el lugar a perforar, luego se pasa a perforar con la aguja. Según el lugar, el proceso puede variar. En algunas tiendas, usan algún tipo de anestesia durante el proceso, que puede ser desde hielo, hasta inyecciones o líquidos, como la xilocaína).
La perforación consiste en la implantación, generalmente decorativa o ritual, de un pendiente o zarcillo en diferentes partes del cuerpo. Para su realización se lleva a cabo una pequeña perforación con una aguja especial (llamada cánula o catéter) en la zona deseada de la anatomía. Luego, se procede a introducir el zarcillo en la cavidad efectuada con dicha aguja.
En el momento de realizarse un piercing, los clientes suelen tener en cuenta el material, ya que siempre debe estar esterilizado, para prevenir enfermedades. Las joyas que se van a implantar, ya que deben ser de titanio, acero quirúrgico u oro de 14 o 18 quilates, que han de estar esterilizados y guardados en bolsas o recipientes estériles hasta su uso.
Quien hace la perforación lo debe hacer con guantes de tipo quirúrgico, nuevos y no debe tocar nada que no sea material esterilizado previamente, de igual forma, no debe fumar dentro del estudio de perforación. A si mismo, la piel debe estar limpia y desinfectada antes de perforarse.
También hay que tener en cuenta que si se ha tenido infecciones producto de la colocación del piercing anteriormente, es probable que vuelvan a ocurrir la próxima vez.

Materiales del pendiente:

Los elementos del zarcillo suelen estar hechos de Jovana, titanio, platino, niobio, oro o PTFE. A pesar de que el acero quirúrgico sea el material más utilizado, el titanio tiene la ventaja de tener una curación más rápida, tener menor peso, más variedad en colores y, de ser el material más biocompatible con el ser humano. A diferencia de la plata, la cual se recomienda no se debe de usar, ya que facilita el ingreso de infecciones, y retrasa el proceso de cicatrización.
 
Cicatrización de la perforación:
Después de estar realizado el piercing, la persona no debe exponerse a baños prolongados de piscina o bañeras de hidro-masaje, durante los dos primeros meses. Exponerse al sol, también es perjudicial, ya que los rayos ultravioletas no son beneficiosos para la desinfección de la piel perforada y no favorecen a la cicatrización.
Los aros, deben limpiarse bien durante el periodo de curación y con las manos lavadas con jabón neutro antes de tocarlo. Dependiendo del lugar de ubicación del piercing, tarda entre cuatro y ocho semanas el proceso de curación.
Después de estar realizado el piercing, la persona no debe exponerse a baños prolongados de piscina o bañeras de hidro-masaje, durante los dos primeros meses. Exponerse al sol, también es perjudicial, ya que los rayos ultravioletas no son beneficiosos para la desinfección de la piel perforada y no favorecen a la cicatrización.
Los aros, deben limpiarse bien durante el periodo de curación y con las manos lavadas con jabón neutro antes de tocarlo. Dependiendo del lugar de ubicación del piercing, tarda entre cuatro y ocho semanas el proceso de curación.

Tiempo de cicatrización:

  • Cartílago de la oreja, entre medio año a un año e incluso aún más tiempo, dependiendo de la persona.
  • Lóbulo, de 4 a 6 semanas.
  • Ceja, de 6 a 8 semanas.
  • Fosas nasales, de 6 a 8 semanas.
  • Ombligo, de 3 meses a 1 año o 1 año y medio (varia de persona a persona).
  • Labios, de 2 a 3 semanas.
  • Lengua, de 2 semanas a 6 meses (varia de persona a persona).
  • Genitales, de 8 a 12 semanas.

Riesgos de la perforación:

Infección en el área:

Se puede producir una infección por varias causas, ya sea no desinfectar la zona adecuadamente, no utilizar el antiséptico adecuadamente, no seguir el plan de cuidados adecuado para la perforación o utilizar objetos que hayan sido utilizados por otras personas. Se deben seguir los cuidados estrictamente para evitar una infección en la zona. En las zonas labiales puede ocasionar algún desgarro en la encía, por ello es mejor utilizar piercings de plástico antitetánico.

aro11

 

aro2

 

aro3

 

aro4

 

aro5

 

 

Realizado por Camilo Godoy

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: